viernes, 9 de abril de 2010

Centro Histórico de Cusco

La ciudad del Cusco, era la capital del Tahuantinsuyo, una ciudad de admirable arquitectura en piedra, con grandes templos, amplias plazas y palacios decorados con abundantes piezas de oro. Con la llegada de los españoles, se construyeron numerosos edificios e iglesias, sobre murallas Incas y el trazo de sus calles. También se fundó una floreciente Escuela de Arte, representada por pintores y grandes artífices.

Esta fusión de la cultura cultural Inca – Hispano, dio características muy especiales en su arquitectura y población. Hoy en día la ciudad cuenta con una incomparable belleza, la cual conserva a través de los años y con orgullo sus costumbres y tradiciones, la cual perdura al lado de la modernidad actual.

Entre los principales atractivos del Centro Histórico de la ciudad del Cusco tenemos:

Plaza de Armas: es la plaza central de la ciudad, originalmente trazado por Manco Cápac, al fundar la ciudad de Cusco allá por el siglo XII. En torno a la plaza, los Incas Pachacútec, Sinchi Roca, Túpac Yupanqui y Huayna Cápac, construyeron sus palacios reales. Luego los españoles edificaron construcciones en el perímetro, como la Catedral, casonas entre otros.

La Catedral: construida en 1560 sobre el palacio real del Inca Wiracocha, de estilo barroco. Cuenta con 10 capillas y es una joya de la arquitectura colonial, en su interior encontramos el altar mayor, el coro, bellamente tallado el púlpito de estilo plateresco, una silla en doble hilera, la custodia, impresionante obra de arte de orfebrería, la campana de la torre del Evangelio, llamada María Angola, fundida en oro y bronce cuyas campanadas se dejan oír hasta 40 km. de distancia y finalmente una pinacoteca de más de 400 lienzos.

Iglesia y Convento de La Merced: construido al estilo barroco cusqueño, cuenta con bellos retablos dorados, púlpito plateresco y un coro que es una obra de arte en ebanistería. En el interior de la iglesia, encontramos una amplia galería y dos pasillos estrechos que conducen hacia el altar principal.

Convento e Iglesia de Santa Catalina: uno de los edificios más importantes en la época de los Incas, se ubica en la plaza principal del Cusco y era conocido como el Aqllawasi (casa de mujeres escogidas). Era como un monasterio para las mujeres elegidas entre las más bonitas del Imperio Inca y rendían culto al Dios Sol. Eran las encargadas de la preparación de las ceremonias y de la vestimenta del Inca.

Cuenta la historia, que estas mujeres guardaban su virginidad toda su vida, que nadie podía verlas, solo la Qoya (mujer del Inca principal), y si un varón osaba tener relaciones intimas con una de ellas, era eliminado él, su familia, allegados, así como su ganado, por haber alimentado y albergado a semejante mal hijo.

El Coricancha: fue el templo más importante del Tahuantinsuyo. Fue el Inca Pachacútec, quien ordenó su construcción, después de su victoria sobre los Chancas. El Coricancha (patio de oro), fue construido en bloques de granito tallado y oro derretido. En él, se rendía culto al Dios Inti (el Sol), y dentro había espacios pre destinado para rendir culto a otras divinidades como Wiracocha, Illapa o Mama Quilla.

Monumento al Inca Pachacútec: en honor a uno de los más grandes gobernantes que tuvo el Imperio Inca, logró expandir sus dominios por todo el territorio peruano y fuera de él, llamándolo Tahuantinsuyo.

Piedra de los 12 Ángulos: si hay algo en que se destacaron los Incas, fue en la superposición casi perfecta de las piedras, una muestra que resume esta laboriosa técnica, lo podemos encontrar en la calle Hatunrumiyoc, en la misma ciudad del Cusco, con la Piedra de los Doce Ángulos, famosa por el perfecto trabajo y ensamblaje de sus esquinas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada