miércoles, 12 de mayo de 2010

Tambomachay o Baños del Inca

El nombre proviene del quechua tampu: alojamiento colectivo, y m’achay: lugar de descanso. El complejo principal consta de cuatro terrazas y en la terraza superior se ubican cuatro nichos trapezoidales de aproximadamente 2 m. cada uno. Se supone que originalmente era un recinto cerrado, y frente al conjunto se ubicaba un torreón circular que debió tener fines de defensa y comunicación. En la parte inferior, se hallan los "Baños del Inca" una fuente litúrgica.

Tambomachay es una muestra de un extraordinario sistema hidráulico Inca, donde acueductos conservan y trasladan un derrame constante de agua limpia durante todo el año en forma permanente y controlada. Los Incas veneraban el agua como fuente de vida, por lo que se sustenta que pudo haber sido una especie de balneario de descanso del Inca, además de uno de los asientos del sistema de defensa del valle cusqueño, por su estratégica ubicación.




Según vestigios e investigaciones arqueológicas, hace suponer que este lugar era un recinto cerrado, donde se ingresaba a través de cuatro andenes de marquesina trapezoidales de doble sostén, como era costumbre en la arquitectura Inca, para resaltar un lugar de sumo interés. De ahí se puede ver ya el agua que brota desde las médulas de la tierra, donde no se ha podido aún manifestar el origen del manantial que provee de aguas tan cristalinas y cuantiosas a las fuentes.

Este espacio bucólico nos muestra la pericia de los antiguos pobladores peruanos por armonizar las edificaciones con el paisaje, pues el sonido del agua que corre por los canales trasmite pura tranquilidad y paz en medio de la abundante y bien cuidada vegetación. Según las crónicas antiguas se dice que fue coto de caza de Inca Yupanqui, por lo que hace conjeturar que fue una zona bucólica muy rica en especies animales. Además de un adoratorio al agua.




Tambomachay se ubica a 8 km. de la ciudad del Cusco (15 minutos en auto), y se puede acceder al lugar con el servicio de taxis o buses, o si se prefiere caminando mientras se recorre la ciudad cusqueña. Se debe tener en cuenta que por ser una zona arriba de los 3.700 msnm, a algunos visitantes les puede causar mal de altura; tomar las precauciones con pastillas o mate de coca.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada