miércoles, 12 de mayo de 2010

Complejo Arqueológico de Tipón

Este lugar de adoración servía para que sacerdotes oficiaran ofrendas de acuerdo a las fases lunares, para propiciar buenos climas y lluvias en bien de la agricultura. Los principales sectores que conceden el complejo son: recintos reales y jardines, recintos menores, Intihuatana, mirador, altas murallas, así como sistemas de riego y andenerías. Los andenes son de preciosa arquitectura, las piedras encajan resueltamente y la calidad del trazo es perfecta. Esto hace suponer que estas tierras pudieron servir para cultivos especiales e investigación agrícola, algo semejante a la andenería concéntrica de Moray, pero en menor escala.



El cronista español Cristóbal de Molina cuenta que este lugar era un circuito de larga peregrinación –que recorría adoratorios en Sicuani, Cusco y Mantocalla, donde los sacerdotes Incas efectuaban antes del solsticio de invierno para llegar cerca a la zona de salida del Sol, esto con el fin de precisar la duración del año y comprobar las fechas de solsticios y equinoccios.

Investigadores sostienen que este recinto pudo haber sido la Casa Real del Inca Yahuar Huaca, quien se retiró a este ambiente luego de ataques con los Chancas. Huiracocha, su hijo, tomó la posta y arrojó a los enemigos, coronándose Inca en lugar de su padre. El cronista Garcilaso de la Vega cuenta: "El cual dio lugar a la determinación del hijo, porque sintió inclinada a su deseo toda la corte, que era la cabeza del reino; y por evitar escándalos y guerras civiles y particularmente porque no pudo más, consintió en todo lo que el príncipe quiso hacer de él. Con este acuerdo trazaron luego una casa real, entre el angostura de Muyna y Quepicancha, en un sitio ameno, con todo el regalo y delicias que se pudieron imaginar de huertas y jardines y otros entretenimientos reales de caza y pesquería; que al levante de la casa pasa cerca de ella el río de Yucay y muchos arroyos que entran en él", haciéndose referencia a esta zona de Tipón. Actualmente hay un gran espacio de cultivo que contiene 12 terrazas muy fecundas que son cultivadas, y cuyas paredes fueron construidas con piedras talladas.




El Parque Arqueológico Nacional abarca aproximadamente un territorio de 2,200 hectáreas y se encuentra en el distrito de Oropesa, provincia de Quispicanchis, a 25 km. aproximadamente al sureste de la ciudad del Cusco (45 minutos en auto). Su acceso es a través de la vía asfaltada Cusco-Puno, tomando un desvío a la altura del Km 20.5 de esta ruta hasta llegar al pequeño pueblo de Tipón y al complejo. Se debe contar con boletos turísticos para ingresar a la zona. Se debe tener en cuenta que por ser una zona sobre los 3.500 msnm, a algunos turistas les puede causar mal de altura; tomar las precauciones con pastillas contra el dolor de cabeza o mate de coca.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada