viernes, 9 de abril de 2010

Turismo Arqueológico en Cusco

Los orígenes del Cusco arqueológico empieza hace mas de 3000 años con las culturas de Chanapata y Marcavalle, sus construcciones incluso sirvieron como base para los templos Incas, como el Koricancha o Templo del Sol. Después se asentaron las culturas del altiplano como Wari y Tiahuanaco que tuvieron gran influencia en la Cultura Inca. De la época Wari procede la ciudad de Pikillacta, y de tiempos Killke la propia Sacsayhuamán y los cimientos de la ciudad del Cuzco. A raíz de toda esta antesala de imponentes civilizaciones emergió el Imperio Inca (1400-1532), cuyos límites, tras 14 sucesores de linaje real, llegaron hasta Colombia por el norte, y el norte de Chile y Argentina por el sur; como capital alcanzó su máximo esplendor la ciudad de Cusco.

Hay muchas leyendas sobre el origen del Tawantinsuyo, una de la más difundida cuenta que hacia el siglo XII, emergieron de las aguas del lago Titicaca, Manco Cápac y Mama Ocllo, semidioses descendientes del padre Inti (el dios Sol), con la misión de fundar un nuevo reino. El dios Inti les dijo que fuesen por donde quisiesen y, donde quiera que parasen a comer o a dormir, procuren hundir en el suelo una varilla de oro que les dio para señal y muestra. Ellos salieron del Titicaca y por todo el camino, donde quiera que paraban, intentaban hincar la barra de oro y nunca se les clavó hasta llegar en el cerro llamado Huanacaure. Allí, al primer golpe, se les hundió la barra de oro, desapareciendo en las entrañas de la tierra. Entonces dijo el Inca a su hermana y mujer: “En este valle manda nuestro padre el sol que paremos y hagamos nuestro asiento y morada para cumplir su voluntad.”

De los primeros Incas se sabe poco más que nombres y leyendas siendo llamados Incas Míticos, más información nos ha quedado a partir de Pachacútec (el que remueve la tierra) (1448-1471), el gran conquistador, quien además transformó Cusco, reconstruyéndolo, la mayoría de los monumentos arqueológicos que hoy conocemos en el Cusco fueron obra suya. Su hijo Túpac Llupanki fue un gran conquistador, su nieto Waynacapac le dio esplendor al imperio, sus bisnietos Huáscar y Atahuallpa, se enfrascaron en luchas internas hasta la llegada de los españoles en 1533. En esta época Cusco era una ciudad de admirable arquitectura en piedra con amplias plazas, grandes templos y palacios decorados con abundantes piezas de oro. Muchas de estas colosales construcciones han quedado para la eternidad.

Cuzco, La Capital Arqueológica de América fue considerada por los Incas como el "Ombligo del Mundo". Hoy es el primer centro turístico del Perú y ha sido proclamada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada